Juez podrá obligar a familiares a satisfacer necesidades alimentarias y atención geriátrica de adultos mayores que carezcan de capacidad económica

Familiares de personas adultas mayores podrán ser obligadas por un juez a proporcionarles alimentación, atención geriátrica integral y sano esparcimiento, con objeto de salvaguardar su integridad.

Así se establece en la propuesta de reforma al Código Civil del Estado de Aguascalientes, presentada hoy jueves ante el Pleno Legislativo por el diputado Quique Galo, quien estableció que, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), únicamente 16.4% de los adultos mayores que viven solos recibe ayuda económica de familiares que residente en el país, en tanto que solo 3.8% obtienen ingresos por intereses bancarios rentas o el alquiler de alguna propiedad.

No debemos perder de vista, apuntó al hacer uso de la tribuna parlamentaria, que en el corto y mediano plazo, Aguascalientes enfrentará el desafío de ser un estado mayoritariamente formado por jóvenes a otro en el que habrá más población de la tercera edad, en un entorno donde muchos de los adultos mayores de nuestro Estado no son atendidos por sus familias y viven en estado de abandono y con grandes carencias.

Ante tal situación, señala Quique Galo, resulta urgente el tomar medidas determinantes para dar acceso a las personas adultas mayores al ejercicio de su derecho a recibir alimentos y que realmente se atiendan sus necesidades.

La modificación propuesta por el legislador al Código Civil del Estado de Aguascalientes establece que, en caso de una vulneración de los derechos de las personas adultas mayores a recibir alimentos, el Juez ante el conocimiento de esto, tendrá la facultar de ejercer las acciones de debida diligencia necesarias para la prevención y protección de este derecho.

De igual forma, cuando el Juez se percate de cualquier riesgo o peligro en la integridad y desarrollo de las personas adultas mayores tome, de manera oficiosa, todas aquellas acciones que estén a su alcance para salvaguardar la seguridad, continuidad y restitución del derecho.

También se propone que se propone que como parte de los alimentos se garantice, por parte del acreedor alimentario, una atención geriátrica integral, se atiendan de manera completa las necesidades derivadas de alguna discapacidad y que además se garantice su sano esparcimiento, todo ello, integrándolos a la familia.

Con las anteriores acciones legislativas se pretende garantizar el derecho a alimentos de nuestros adultos mayores, su bienestar y calidad de vida, y que les permita seguir siendo productivos y parte activa de esta esta sociedad, expuso finalmente el diputado Quique Galo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.