-Propongo esta Iniciativa para la recuperación de espacios verdes y a fin de crear conciencia ecológica en nuestra población

-En Aguascalientes, como en el país, tenemos un enorme compromiso de cumplir con la Agenda 2030 de la ONU

-La agricultura urbana proporciona empleo e ingresos para las mujeres y grupos desfavorecidos

Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar. El Estado garantizará el respeto a este derecho. El daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley, consideró el diputado local Juan Pablo Diosdado.

En el desarrollo de los trabajos de la décima sexta sesión del segundo periodo ordinario de la LXV del Congreso, en la máxima tribuna Juan Pablo, presentó la iniciativa de crear la Ley de Huertos Urbanos para el Estado de Aguascalientes.

“Es por ello que propongo esta Iniciativa para la recuperación de espacios verdes y a fin de crear conciencia ecológica en nuestra población, con vínculos sociales entre la sociedad que participen en la innovación de los huertos urbanos y sobre todo dar cumplimiento a nuestro mandato Constitucional”.

Expuso que: en Aguascalientes, como en el país, tenemos un enorme compromiso de cumplir con la Agenda 2030 de la ONU, sus objetivos de hambre cero y combate al cambio climático, que buscan erradicar la desnutrición, en un crecimiento que se produzca en armonía con la naturaleza.

“Del año De 2008 a 2016 la carencia por acceso a la alimentación en el país tuvo una reducción de 1.6 puntos porcentuales de 21.7% a 20.1%. El porcentaje de la población con carencia por acceso a la alimentación estuvo 2.9 puntos porcentuales por debajo del porcentaje nacional en 2016. Ese mismo año, Aguascalientes ocupó el lugar 24 de entre las 32 entidades federativas por sus niveles de carencia por acceso a la alimentación”, afirmó.

Agregó que, si bien las cifras oficiales colocan a nuestro Estado entre las entidades con mayor acceso a la alimentación, la crisis sanitaria derivado de la pandemia COVID-19, y la crisis económica, nos obliga a tomar medidas para combatir las problemáticas que sin duda enfrentamos.

“Cada día nuestra metrópoli, se está industrializando, más empresas están llegando, según datos del INEGI, el indicador mensual de la actividad industrial (IMAI) para abril del año 2022, se incrementó en 0.6%, siendo los indicadores más elevados, la industria manufacturera y la construcción, aunque ello, resulte positivo para el crecimiento económico, la calidad de aire es considerada como moderada con un promedio de los 90 y 100 IMECAS, por lo tanto no debe dejarse de lado el desarrollo de acciones de renovación urbana, para vivir en equilibrio”.

En este contexto, Juan Pablo dijo que la regulación de los huertos urbanos, aumenta la cobertura vegetal y ayuda al combate del “efecto isla de calor urbano” y garantiza el derecho a la seguridad alimentaria.

“La agricultura urbana proporciona empleo e ingresos para las mujeres y grupos desfavorecidos. La horticultura puede generar un empleo por cada 100 metros cuadrados de huerto. Los huertos, facilitan la sostenibilidad ambiental de entornos urbanos, ya que son un modo de inserción de naturaleza en la ciudad: aumentan el número de áreas verdes, recuperan terrenos vacíos, aumentan la biodiversidad y colaboran en el cierre de los ciclos del metabolismo urbano”.

Para concluir el legislador destacó que: desarrollar las prácticas de cultivo genera múltiples beneficios, desde la convivencia y el esparcimiento social, como el ayudar a reducir el estrés, hasta el desarrollo de productos agroalimentarios o tan solo asegurar el sostenimiento de las familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.