Redacción de TestigoUrbano Agencia de Noticias. Jueves 20 de Octubre 2022. Imágen captura Senado de la República Resultado explosivo se dio en el Senado este miércoles 19 de Octubre. En lo que debió ser una comparecencia para rendir cuentas en materia de seguridad por parte del titular del Ejército Mexicano, y dar una explicación sobre el hackeo Guacamaya, se convirtió en un encuentro singular negativo de actitudes totalmente opuestas, unas respetuosas, directas y patrióticas pero que en respuesta recibieron evasiones, agresiones y vergonzosas acusaciones con el lenguaje mas soez practicado. La sesión de preguntas en el Senado de la República sólo descansó en la secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, quien con motivo de la glosa del informe presidencial debia comparecer y lo hizo. Días antes se solicito la presencia del titular del ejército nacional en el Senado, quien se negó, pero ofreció a los senadores acudieran a su oficina. Pero, después canceló. Este miércoles 19 acudió junto con el Secretario de Marina, pero sólo acompañando a la señora secretaria de seguridad. Un tema crucial era esperar comentarios y medidas sobre el hackeo al sistema mas importante en materia de seguridad en México por tratarse del Ejército, luego de la información obtenida por el llamado Guacamaya leaks.

Los titulares de las fuerzas armadas solo hicieron acto de presencia. El titular del ejército mexicano fue increapado totalmente y su repuesta fue el silencio. Varios Senadores cuestionaron la política de seguridad y las acciones tomadas sobre la información hackeada difundida. Con valentia, claridad y respeto varios Senadores cuestionaron a Luis Crecencio Sandoval quien prefirió intercambiar comentarios con quien le estaba cercano, para «no escuchar», especialmente a Gerardo Martínez quien con argumentos patrióticos se refirió a la no militarización del país y que la patria no es de un sólo hombre. La secretaria de seguridad Rosa Icela Rodríguez, insistió en que en México «no se espía a nadie, ni se oculta información».

Lo que no fue, no será. Se perdió la oportunidad de dar al menos una, una simple explicación para justificar que las nuevas tecnologías superan al país, y que en alguna medida, es comprensible. Pero no, prefieren llamar «… pedorros derrotados… baquetones sin verguenza… » a quien no está de acuerdo con ellos. Así con ése lenguaje adornó su discurso una senadora morenista llamada Lucía Trasviña. Lo que sí quedó para la historia en la Cámara alta y para el país, es que la facultad de que el Senado llame a cuentas a servidores públicos es una mera frase escrita sin poder coercitivo, o sea no pasa nada. Lejos de calmar las aguas ante la inquietud de la ineficacia de la «estrategia» de seguridad abrazos no balazos, la gravedad de no hacer nada ni decir nada sobre el hackeo a la maxima figura de seguridad nacional, explica la vergüenza de que soldados mexicanos sean humillados en cualquier parte del país.

Siga siendo testigourbano por aquí más y mejor!!! Siga siéndolo VIVO!!! La pandemia Disminuyó NO SE CONFÍE, USE TAPABOCAS en lugares cerrados !!! Mantenga su cuerpo sin heridas en la piel!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.