Llega la temporada decembrina y uno de los sabores más típicos es el del ponche navideño, una bebida que conquista a grandes y pequeños, que además de ser una fuente importante de vitaminas es el orgullo del campo productivo de Aguascalientes. Desde Calvillo, el ponche de frutas puede disfrutarse en los negocios locales e incluso en el mercado de Estados Unidos.

En Calvillo se han asentado empresas familiares que con el auge de la producción de guayaba comenzaron a ser más prósperas y que con el paso del tiempo se vieron en la necesidad de innovar y ofrecer un valor agregado, es así como el ponche navideño se convirtió en uno de los productos estrella para dos empresas locales dedicadas a la agroindustria: Los García y Frut Land.Alma Edith Díaz de León inició en 1993 con Los García; el amor por su pueblo y la gente que tuvo que migrar fueron las motivaciones principales para preparar un producto que al abrirlo tuviera ese aire de nostalgia, las ganas de volver a ver a la familia, a los abuelos y de disfrutar un ponche caliente en las noches frías de la Labor, El Garruño, Jaltiche de Abajo, y más.

Fue en 1994 cuando el ponche elaborado con guayaba de Calvillo tuvo un impulso importante, a tal grado de tener presencia a nivel internacional; “es gratificante, porque cuando yo estuve en la primera feria en Estados Unidos, que me apoyó también la Sedrae, fui con mis ponchecitos en lata”.

Las historias de los productores de Calvillo se construyen diariamente y de diversas maneras. Frut Land es una empresa que nació en la cocina de la casa, por ello es que hoy representa el cariño familiar, la calidad y el esfuerzo diario.

Don Saúl Landeros le da un sentido de pertenencia a su marca cuando el nombre de sus productos es el de sus hijas y nietos; “mis hijas nacieron en la empresa y eso ha ido creando pasión, ha ido creando una especie de compromiso, que ha sido natural de que ellas sienten emoción de pertenecer a una empresa que les da para vivir, que dicen que en la vida hay que hacer de dos cosas: las que te dan de comer y las que te gustan; pero si ambas coinciden ¡qué mejor!”.

Es así como el ponche de frutas, hecho con guayabas de sus propios huertos, se posiciona entre los preferidos de los consumidores locales y regionales. La característica de recibir a personas en sus huertas, involucrarse en el proceso de producción, han hecho que esta empresa familiar local tenga nuevas oportunidades de crecimiento en la comercialización.

En el campo viven gigantes que con pasión, entrega y amor están mostrando al mundo la calidad de lo bien producido en Aguascalientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.