En el Día Internacional de la Educación, el SNTE se unió a la campaña mundial por un mayor financiamiento de la educación, denominada ¡Por la Pública! Creamos Escuela, que demanda inversión suficiente de los gobiernos para que, a través de escuelas públicas, niños y jóvenes tengan un futuro más justo y sostenible, así como que los profesores cuenten con formación continua y salarios justos. El secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Alfonso Cepeda Salas, participó de manera virtual en el lanzamiento de esta campaña, impulsada por la Internacional de la Educación (IE), organización que representa a 32 millones 500 mil maestros de todos los continentes.En este encuentro, unieron sus voces dirigentes sindicales de las diferentes regiones del planeta con el fin de emprender acciones en contra de la privatización de la educación, así como para contribuir a lograr sistemas educativos públicos, inclusivos y de calidad.En el foro Cambiando la narrativa por la educación pública: testimonios de las luchas sindicales, el maestro Cepeda Salas expuso el llamado que hizo el Sindicato a sus agremiados para emprender una gran movilización educativa y mantener viva a la escuela pública durante el cierre por la pandemia. Destacó el acopio y la donación de equipos tecnológicos para que los alumnos de escasos recursos tomaran clases a distancia. Donde no fue posible la conectividad, los profesores hicieron recorridos por las calles con apoyo de bocinas con el propósito de informar sobre las tareas, improvisaron aulas móviles en sus autos o utilizaron las bardas de las escuelas en las que dejaron carteles con indicaciones a los estudiantes y padres, por mencionar algunos ejemplos.Recordó que con la reapertura de los planteles el SNTE emprendió la campaña Todas y Todos en la Escuela, que ha coadyuvado a disminuir el abandono escolar y recuperar el rezago en los aprendizajes.Además, dijo, ha mantenido la unidad del gremio al tomar en cuenta las demandas de todos, expresadas a través de consultas nacionales y al respetar el voto universal en la elección de nuevas dirigencias. Subrayó que con estas acciones se lograron aumentos salariales por arriba de la inflación y certeza laboral, mediante un programa de basificación permanente que al momento ha beneficiado a 787 mil trabajadores. La dirigente australiana apuntó que “esta campaña refleja nuestras prioridades como sindicatos. Pedimos una educación gratuita, pública, equitativa y de calidad para todos; pedimos salarios y condiciones de trabajo atractivas para docentes y trabajadores de apoyo. Deben cobrar un salario justo para tener una vida digna, mantener a sus familias y quedarse en la profesión que aman”.Por su parte, el sudafricano Mugwena Maluleke, vicepresidente de la IE, demandó voluntad política para responder al desafío que enfrenta la educación y señaló que “necesitamos profesores bien formados y bien pagados; que tengan una voz fuerte, educadores organizados en todas las partes del mundo para defender nuestra profesión y defender el derecho de nuestros alumnos a una educación pública de calidad e inclusiva para un futuro más justo y sostenible”.“La solución a la escasez mundial de docentes es clara: necesitamos sistemas de financiamiento para educación pública, invertir en los docentes, garantizar sus derechos y buenas condiciones laborales. Necesitamos cargas de trabajo que sean manejables, salarios competitivos, valorar a los maestros, respetarlos, asegurándonos de que son fundamentales para la toma de decisiones y confiando en su experiencia y conocimientos pedagógicos”. Sostuvo que “solo si fortalecemos nuestra profesión, nuestro movimiento sindical conseguirá sociedades democráticas, inclusivas, justas y sostenibles (…) Tenemos que actuar juntos, en solidaridad, para defender la educación pública”.En el encuentro virtual también hablaron representantes de Costa Rica, Hungría, Filipinas, Senegal y Uruguay.Ver estadísticas y anuncios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.